martes, 22 de noviembre de 2011


Se despertó con el frió de cada mañana, era uno de esos días en los que el viento golpea con fuerza las hojas de los arboles, con los pies congelados y una vez mas se dio cuenta de que en la cama faltaba el, miro a su lado, como cada mañana esperaba darse la vuelta y encontrarle, pero nada. 
Cerro los ojos, y una extraña sonrisa salio en su rostro, pensar en el era un buen motivo para despertarse con ánimos, los abrió otra vez y decidió levantarse.

Vistió su desnudo cuerpo con una chaqueta de tela azul, y salio de la habitación, el olor a café inundaba toda la cocina, mientras ella miraba por la ventana, el gato esperaba el pote de leche y tal vez algún que otro trozo de comida del anterior día.....

Cansada de ver pasar el tiempo, deja la taza de café sobre el fregadero y se dirigió a su habitación, se saca esa chaqueta azul y se viste para salir a la calle.

Cámara en mano, abre la puerta y sale a dar una vuelta. Como cada día va a su parque preferido lleno de flores, donde hacer fotos era su pasatiempos.
Lilian, termina el día colgando fotos y fotos  en una pagina acostada en su cama pensando en la misma persona que pasa por su mente cada mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario